Familia Martinez

Familia Martinez

Todo inició cuando Nora conoció a Jason y Rigel en C.C.D.M.A.C. (Centro de Capacitación y dinámicas musicales) actualmente conocido como “Instituto Canzión”  en el año de 1998.
Nora cuenta que su interés por las misiones surge a partir de tiempos de oración matutinos en donde Jason oraba por misioneros de diversas partes del mundo, así Dios comenzó a mover su corazón por las misiones y esta sería la primera cercanía que  Nora tendría con Jason y Rigel, para después colaborar juntos en Ministerios Agua Viva. 
 

La familia Martínez conformada por José, Nora, Gamaliel y Aby, son una familia extraordinaria que actualmente están sirviendo en Agua Viva como voluntarios de tiempo completo, dando clases en CECAM, y colaborando en diversas áreas. 

A principios de éste año José y Nora Martínez se encontraban orando por Jason y Rigel, a partir de esas oraciones surgió un interés por conocer sobre Agua Viva, y fue así como el Senior les indicó que ya era tiempo de moverse y dar un paso de fe: “Comenzamos a sentir miedo a la comodidad y sentíamos que Dios nos estaba pidiendo más de nosotros.”(Nora Martínez).  Despues de orar y ser confirmados por Dios, la Familia Martínez llegó a Agua Viva a principios del mes de Agosto para comenzar a colaborar en éste ministerio.

Estamos muy contentos de tenerlos aquí y nos encantaría que conocieras un poco de su historia, es por eso que aquí te presentamos una pequeña biografía de la familia Martínez: esperamos sea de bendición para tu vida.

INICIOS EN EL MINISTERIO

La historia de La Familia Martínez comienza el 16 de abril de 2003, cuando José y Nora se conocen, en el Distrito Federal. Después de un año de noviazgo, se casan y comienzan a vivir la aventura que Dios tenía preparada para ellos. 

Ya casados comenzaron a servir en el Instituto Bíblico “Buenas Nuevas” el cual se encuentra en Nuevo Laredo Tamaulipas. Ahí impartían clases a los alumnos y servían en diferentes áreas. En éste tiempo José decide por llamádo de Dios, renunciar a su trabajo, para servir él y su esposa en las Sierras de Oaxaca y Querétaro, de tiempo completo. Fue una desición difícil, pues el trabajo de José le permitía tener ingresos ecónomicos elevados, sin embargo el llamado y la voluntad de Dios fueron prioridad para ellos, y dan su siguiente paso de fe. 

En el año 2006 su vida da un giro a raíz del secuestro y asesinato de la hermana de José, lo cual les hace regresar al D.F. para hacerse cargo de la familia de su hermana.

Fueron tiempos realmente dificiles, en donde Dios probó su fe y su dependencia total de él: sin embargo seguían confiando Dios  y caminando en obediencia.

Estando en D.F. Comienzan a congregarse en la iglesia “El Buen Pastor” en donde so nombrados pastores de jovenes,  y también servían en la predicación y enseñanza de la Paabra .
Pasado un tiempo Jose resive una oferta de trabajo en Jalapa Veracruz, la cual acepta, con próposito de darle un giro a la vida de él y su familia.

Al llegar a Veracruz nace su hija Aby  en el año 2011 , quien vino a mostrar la fidelidad de Dios, al cumplir sus promesas, despues de un proceso dificil al haber sufrido la perdida de su bebe anterior. Transcurrido un tiempo  en Veracruz  conocen al pastor Javier Perez, con quién fundan una iglesia llamada “Esperanza de Vida”, en donde sirven en distintas áreas, pero principalmente en el ministerio de matrimonios. Con todos estos cambios, deciden abrir su propio negocio, un restaurante llamado “Sazonarte”, y asi continuar con esta nueva vida.

Un gran numero de experiencias vividas por la familia Martinez son las que podemos leer en estos parrafos, y en las cuales vemos como Dios ha sido quien les ha guiado, y ahora su historia continua en Ensenada, en donde seguiran viendo la fidelidad de Dios.

La familia Martínez menciona que ésta etapa de su vida, ha implicado creerle totalmente a Dios. El salir de la comodidad, el adaptarse a una nueva ciudad, un clima totalmente diferente, les ha hecho valorar el cuidado de Dios sobre sus vidas, y sin duda ha sido y será un tiempo de aprendizaje y preparación para lo que Dios les ha llamado. 

A pesar de las dificultades han visto la mano de Dios actuando a favor de ellos, supliendo sus necesidades económicas, cambiando el diagnostico de Aby quien padece autismo, pues han visto su progreso al verla caminar y hablar, aun cuando los doctores decían lo contrario. 

Esperamos que así como ha sido una bendición la historia de a familia Martínez para nosotros aquí en Agua Viva, también lo haya sido para ti. Te invitamos a recordarlos en tus oraciones, para que Dios cumpla sus planes en ellos, pues como  Jose lo dijo: “Sabemos quién es Dios, y quién es el que suple.”